El hombre en busca de sentido – Viktor Frankl

Lectura y reflexión

Viktor E. Frankl (1905-1997. Austria) es una figuras más destacadas de la historia de la psicología. Superviviente de las atrocidades de los campos de concentración durante Holocausto, incluidos Auschwitz y Dachau, halló allí la forma de sobreponerse a las crueldades a las que se vio sometido, quedando sus enseñanzas recopiladas años más tarde en su obra magna «El hombre en busca de sentido». Padre de la Logoterapia, la Tercera Escuela Vienesa de la Psicoterapia la cual, décadas más tarde, ayudaría a reforzar los principios de la Psicoterapia Humanista.

Hoy plasmo aquí con el tripe propósito de no olvidar, para animaros a que leáis este maravilloso libro y para compartir con toda mente curiosa, la extraordinaria sabiduría que he podido extraer de la lectura de «El hombre en busca de sentido».

Para amenizar la lectura este texto está redactado en base a 4 conceptos clave, a saber:

1.- Sentido
2.- Responsabilidad
3.- Realización
4.- Transitoriedad

El formato no necesita presentación, el mismo que utilicé en ¡A mis 32! y ¡A mis 34! y que gustó a tantos de vosotros. Así que, sin más dilación, comenzamos.

De Viktor Frankl aprendí que…

Sentido

…existen 3 motores que otorgan sentido a la vida: «voluntad de placer»1S. Freud: psicoanálisis, «voluntad de poder»2A. Adler: psicología individual, «voluntad de sentido»3V. Frankl: Análisis existencial y logoterapia.

…la falta de «voluntad de sentido» lleva a la «frustración existencial». Donde «existencial» denota: la existencia en si misma, el sentido de la existencia y el afán de encontrar un sentido concreto a la vida personal. Deriva en neurosis noógena4enfermedad de espíritu, que no es más que la falta de un «porqué» vivir.

…el «vacío existencial» viene provocado por la falta de reglas conductuales. Reglas que antaño eran inculcadas por las tradiciones. Sin esta «hoja de ruta» el hombre queda a la deriva de su propio sino, sin saber como comportarse o que hacer. Esto desemboca en el hastío, en un tedio que se va agravando y conduce a la pérdida de sentido de la vida. En este momento, la «voluntad de poder» o de «placer» pueden tomar el timón conductual, malogrando el bienestar psicológico de la persona.

…no existe una respuesta determinada a cual es el sentido de la vida. No se puede plantear la cuestión en términos generales; hacer esto sería como preguntarle a un maestro por la mejor jugada del ajedrez, la respuesta sería que no existe una mejor jugada, que todo depende de la partida y de la mentalidad del contrincante. En vez de preguntar por el sentido de la vida, el hombre debería comprender que es a él a quien la vida le interroga y le insta a encontrar un sentido mediante «su propia vida»; haciéndolo responsable de su sino.

«La Logoterapia considera que la esencia de la existencia consiste en la capacidad del ser humano para responder responsablemente a las demandas que la vida le plantea en cada situación particular».

…el sentido de la vida puede desvelarse mediante la ejecución de una acción, mediante el amor y mediante el sufrimiento.

«El sentido de la vida cambia continuamente, pero nunca cesa.»

Responsabilidad

…la expresión del hombre no está restringida por aspectos bio-psico-sociológicos, sino que el hombre conserva su voluntad para determinarse a si mismo, siendo libre para elegir comportarse dignamente ante su sufrimiento, por muy adversas que sean las circunstancias.

…en su camino el hombre debe tomar plena consciencia de su responsabilidad personal, forzándose a elegir ante quien se siente responsable, si hacia su conciencia, hacia la sociedad o incluso hacia Dios.

«Actúa como si vivieras por segunda vez y la primera lo hubieras hecho tan desacertadamente como estás a punto de hacerlo ahora».

…es totalmente imposible conocer como será una persona en el futuro. Cualquier persona, con cualquier pasado, ya haya cometido actos atroces o haya sido un benefactor universal, está en disposición de dar un giro drástico a su comportamiento transcurrido el tiempo suficiente. El «pandeterminismo» no existe. El hombre, no está totalmente determinado y condicionado, al contrario él decide si cede ante las circunstancias o se enfrenta a ellas. En otras palabras, el hombre se determina a si mismo, no se limita a existir, sino que decide como será su existencia, en que se convertirá en el próximo minuto.

Realización

…la vía del amor y la contemplación, la aceptación de los dones de la existencia; surge con la conmoción interior ante la belleza del arte, el esplendor de la naturaleza o el amoroso calor de otro ser humano. El amor es la única vía para llegar a lo más profundo de la personalidad de una persona. Nadie conoce la esencia de un ser humano si no lo ama. El amor incluso puede vislumbrar el potencial oculto de la persona amada y gracias a él, capacitar a la persona amada para realizar su potencialidad personal.

…la vía del sufrimiento ofrece a la persona, aunque solo cuando se enfrenta a una situación inevitable, la oportunidad de realizar un valor supremo, cumplir el sentido más profundo; aceptar el dolor. El valor no reside en el sufrimiento en sí, sino en la actitud ante él, en la capacidad de soportarlo.

…para desatascar el sufrimiento evitable, la formula es dotar a la persona de perspectiva, hacerla mirar al futuro, preguntarle por como cree que será su vida cuando tenga 80 años, por ejemplo. Ella misma revelará un sentido para su vida, el cual le debemos remarcar.

…el hombre, responsable de si y capaz de descubrir el sentido de su existencia, no debe buscar su sentido en si mismo, sino en el mundo. Tiene que dirigirse hacia algo más, hacia alguien más; bien sea para realizar un valor, para alcanzar un propósito o simplemente para «encontrar» a otro ser humano. Cuanto más se olvida uno de si mismo, más humano se vuelve y más perfecciona sus capacidades. Sin embargo, centrándose en conseguir la autorrealización, se aleja de ella, pues la verdadera autorrealización es el efecto del cumplimiento del sentido de la vida. En otras palabras, la autorrealización no se obtiene cumpliendo un fin, sino que es el legítimo fruto de la trascendencia.

Transitoriedad

…la transitoriedad de la vida no debe ser vista como miserable sino que debe servir para poner sobre relieve nuestra libertad y responsabilidad ante las oportunidades efímeras que nos ofrece la vida.

«De las múltiples oportunidades presentes en cada instante, el hombre renuncia a algunas y rescata otras para la realización ¿Cuál de ellas, por la elección del hombre, se volverá imperecedera, una «huella inmortal en la arena del tiempo»?

…en todo momento el hombre debe decidir, para bien o para mal, cuál será el monumento de su existencia. Con frecuencia el hombre solo observa la rastrojera de lo transitorio y pasa por alto el fruto ya granallado del pasado, donde han quedado cincelados los valores, todos sus gozos y sufrimientos.

«Haber sido es la forma más segura de ser».


Gracias al hombre hecho ejemplo. Gracias Viktor por mostrarnos las bases de como se ha de mirar a la vida, de como siempre merece la pena levantarse una y otra vez, de como mantener una llama, una esperanza, un foco, un objetivo, un SENTIDO que nos ate a la vida; gracias por enseñarnos a no rendirnos, a como se hemos de vivir.

  • 1
    S. Freud: psicoanálisis
  • 2
    A. Adler: psicología individual
  • 3
    V. Frankl: Análisis existencial y logoterapia
  • 4
    enfermedad de espíritu
Ayúdanos a compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.